INFLUENCIA AMBIENTAL. Sea cual sea la participación de los genes, está claro que el ambiente desempeña un papel esencial.
 
  • La ambruna impide el aumento de peso aún en aquellas personas con mayor predisposición
  • El aumento exponencial en obesidad es demasiado rápido para relacionarlo con cambios genéticos que requieren mucho más tiempo
INFLUENCIA CULTURAL. Estos factores son muy importantes y están relacionados a la disponibilidad de alimento, composición de la dieta y actividad física.En
  • En las sociedades industrializadas, la obesidad es más frecuente en las mujeres pobres
  • Mientras que en los países subdesarrollados lo es en las mujeres de nivel socioeconómico alto. 
  • En los niños existe cierto grado de correlación entre el sobrepeso y el tiempo que pasan viendo la televisión. 
  • A pesar de que la composición de la dieta en la obesidad sigue generando controversia, parece ser que la alimentación con demasiada grasa puede estimular la aparición del problema en particular, cuando se combina con el consumo de abundantes carbohidratos simples (a diferencia de los complejos).
OTROS FACTORES.
Factores ambientales adicionales pueden contribuir a la mayor prevalencia de obesidad. Correlaciones epidemiológicas y datos de experimentación sugieren que la privación del sueño hace que aumente la frecuencia de obesidad. Los cambios en el microbioma intestinal con capacidad de alterar el equilibrio energético están recibiendo apoyo experimental de estudios en animales y la posible participación de infecciones virales que produzcan obesidad continúa recibiendo atención esporádica.

Fuente: Harrison. Principios de Medicina Interna, 18e

Artículo completo disponible solo para socios.

Este contenido está restringido a suscriptores